Domingo, 15 de Mayo de 2016 13:23

Tras el veto, la oposición volverá a tratar la ordenanza antidespidos

Los bloques del FR, FpV y PJ se mostraron molestos con el veto del intendente. Necesitan 16 sobre 24 manos.

 

La oposición del Concejo Deliberante de Pilar desafía al intendente Nicolás Ducoté y, apoyado en la mayoría que ostenta, volverá a tratar la ordenanza antidespidos.

Ducoté vetó la normativa al considerar que era un “condicionamiento innecesario” a su gestión, pero al mismo tiempo suavizó la medida al firmar un compromiso con los dos gremios que tienen representación de trabajadores estatales, en donde aseguró que se mantendrá el plantel de personal actual, y que se buscará aumentarlo.

Sin embargo, los bloques del Frente Renovador, desde donde salió la iniciativa, el Frente Pilarense para la Victoria, y el PJ anunciaron que insistirán con la iniciativa, aunque en este caso necesitarán los dos tercios de las manos, es decir 16 sobre 24.

Actualmente las bancadas opositoras están ocupadas por 17 ediles, el resto son de Cambiemos (6) y el interbloque de Espacio Abierto (1) que trabaja en conjunto con el oficialismo.

Sin embargo, tras el apoyo de los gremios al acuerdo que selló ayer Ducoté, algunos ediles que en primera instancia aprobaron la ordenanza ahora podrían rever su posición, aunque esa discusión recién comienza.

El primero en salir a cruzar a Ducoté fue el titular del legislativo, Osvaldo Pugliese, del Frente Renovador, quien calificó como un “error” del jefe comunal el haber rechazado la ordenanza, al tiempo que cuestionó la postura de los gremios.

“Esta ordenanza transmitía tranquilidad a los que trabajan, porque a los funcionarios y a los que no trabajaban se los podía despedir con esta normativa en vigencia”, expuso Pugliese.

También desde ese espacio político, Adrián Maciel se mostró crítico con el intendente y lo acusó de “firmar un pacto de escritorio”.

“Ducoté cambió una ordenanza elaborada por un bloque, trabajada en comisión y discutida en cuarto intermedio por todos los concejales, por un pacto de escritorio que permite la mano de obra política en el Estado Municipal”, disparó el concejal massista.

Es que el compromiso sellado señala que se mantendrá el plantel de personal actual, en 5176 agentes, y si bien desde la Comuna se informó que “no habrá desvinculaciones”, el texto firmado deja abierta la posibilidad para que sí las pueda haber, siempre y cuando se reemplace a los salientes.

“Seguramente vamos a tratarla nuevamente. Es una herramienta necesaria, en función de lo que está sucediendo nivel nacional y local en cuanto a la economía y la inestabilidad laboral. Quizá con modificaciones y convocando a los sindicatos, pero la trataremos otra vez”, expuso, en tanto, Nicolás Darget, del PJ.

Federico de Achával, de la bancada Frente Pilarense para la Victoria, sostuvo que la ordenanza salió por el consenso de la mayoría del Concejo, y que esa misma mayoría alcanzaría para volver a votarla.

“Es una lástima el veto, porque era una ordenanza que salió con el consenso de la gran mayoría de los ediles. Pero la decisión de Ducoté demuestra que el Concejo es democrático cuando solo le conviene al oficialismo. El convenio no tiene la fuerza de la ordenanza, y si bien garantiza la cantidad de empleados, se podrá despedir gente y cubrirlas con otras, y esos no es estabilidad”, expuso De Achával, quien también se mostró crítico con los gremios que acompañaron el veto.

Nota: pilardetodos.com.ar

 

 

----

Login to post comments
Banner
Banner
Banner